Sunday, September 1, 2013

SE NECESITA UN EVANGELIO DE PAZ EN SIRIA

By Joseph O. Prewitt Díaz
1 de septiembre 2013

Todo lo que ocurre sobre la fas de la tierra es parte del gran plan magistral de Nuestro Señor su Hijo Jesucristo, quien con su sangre compro mi salvación y el espíritu Santo. En momentos de confusión e injusticia, el mundo se pone tenso y los gobiernos comienzan a buscar formas de calmar al pueblo. Nosotros sabemos lo que esta ocurriendo, por las noticias que nos provee la Palabra. Es nuestra responsabilidad convertirnos en pacificadores. Ante tan gran cataclismo, orar para mantener la calma, y compartir con todos, no importa su tono o acción: “Sea la paz”.

En estos momentos se desmaya Damasco, todos huyen por la violencia sistemática del Presidente Assad y sus secuaces. Los emigrantes a cruzar la frontera hacia Jordán, Líbano y Turquía tiemblan de horror, la angustia los agobia. Se siente el dolor de los recién llegados, como si fueran los dolores una mujer que esta de parto (Jeremías 50:24).

Damasco cuidad alabada, es testigo de los jóvenes muertos en las plazas, las mujeres los niños y niñas y los ancianos y ancianas victimizados por el gas Sarín, que aparece silenciosamente tronchando la vida de los no-combatientes. Ahí que prestar atención a Jeremías (50: 23-27) cuando advierte a sus gobernantes de la furia de Dios, cuando baje del cielo fuego que queme los muros en derredor a la ciudad y destruya el palacio presidencial.

Ahí que pedirle cuentas al Presidente Assad. Con la esperanza de que traiga el apresto, la Palabra de Cristo en su corazón, donde el Presidente Assad y sus seguidores, sientan espiritualmente una irradiación divina de paz porque lo interno de ellos, que es lo que vale para Cristo, tiene paz. (Efesios 6:15)

Jesucristo se manifiesta ante la situación con un evangelio de paz. Estos días son muy interesantes los países que tradicionalmente son aliados se confrontan con la definición de una manera de ayudar a los no-combatientes en Siria. Cuando se han enfrentado a esta situación con una perspectiva de paz, se comienzan a definir soluciones pacificas, la inquietud se reduce, ahí que tomar tiempo para llegar a una lista de posibles acciones. Porque su no tienen paz en las jornadas de deliberación tampoco tendrán la victoria.

Inglaterra ha decidido no atacar, el Presidente de los Estados Unidos esta reconsiderando su postura y ha comenzado una consulta. Australia se abstiene de atacar a Siria.

En lo que concierne a nosotros, como hijos e hijas de Dios, amantes de la paz debemos siempre estar consientes, que Jesucristo nos instruye a amar a nuestros enemigos, a bendecir a los que nos maldicen, y haced bien a los que nos aborrecen (Mateo 5:44).

Debemos seguir vigilantes y orar por los habitantes de Siria y por sus gobernantes. El espíritu de Jehova el Señor esta sobre la población. Confiamos en que llegara la restauración a las ciudades arruinadas (Isaías 61:4)


Escuchamos sobre los estruendos de los cañones, misiles y propaganda soez a Jesucristo diciendo “Bienaventurado los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios”. (Mateo 5:9)

No comments:

Post a Comment

Ah, The Moments of Faith!

Faith and fear, How different they are, To find a place in my heart, They're always at war! There are moments, When fear w...